Saltar al contenido
Tipos De Aprendizaje

Ritmos de aprendizaje

Ritmos de Aprendizaje

El aprendizaje tiene un ritmo muy variado, cada uno de ellos esta sujeto por un factor decisivo, que si el mismo no se concreta en el tiempo adecuado, el individuo puede presentar frustración ante el conocimiento que se desea adquirir.

¿A qué nos referimos con un “ritmo de aprendizaje”?

El ritmo de aprendizaje es el tiempo que le toma a una persona, o mejor dicho su capacidad para aprender en determinado tiempo, tanto lento, rápido o moderado. Algunas personas suelen aprender distintas cosas mucho más rápido que otros, pero eso no significa que dicho ser humano sea más inteligente que el otro.

En muchas ocasiones se han usado términos que degradan la autoestima de las personas, como inútil, perezoso, bruto y otros términos no adecuados en este tipo de situaciones.

Mayoría de los niños o personas que tienen problemas para aprender algo con facilidad no pueden descubrir su verdadero potencial. Por ello, requieren de un mentor que les guie a ese camino.

Factores que determinan un ritmo de aprendizaje en concreto

  • Condiciones neurológicas
  • La edad
  • Prepración anterior sobre algunos temas, ya que algunos aprendizajes requieren de conocimientos previos en distintas áreas
  • Nutrición
  • Dominar múltiples estrategias

Estos factores pueden desencadenar varios ritmos de aprendizaje. Entre los tipos conocidos tenemos:

Rápido

Cualquier persona o niño que posea la capacidad aprender rápido puede llegar a aprender en el primer intento o varias veces después.

Pueden llegar a seguir el ritmo de aprendizaje de otras personas. Suelen ser curiosos e interesados por una gran cantidad de temas, su nivel de concentración es alto y la autoestima y motivación siempre se mantienen intactas. Una persona con estas características difícilmente se le ve triste.

Moderado

Ensayo y error es un síntoma típico en este ritmo de aprendizaje. Pueden aprender pero tras haber fallado en distintas ocasiones a través del camino. Este ritmo es el que la persona promedio posee, aunque a través de aprendizaje también puede llegar a ser una persona con aprendizaje rápida.

Las destrezas y conocimientos que se adquieren en este ritmo son de ritmo normal.

Puede que las personas que se encuentren en el ritmo de aprendizaje moderado tengan la sensación de aprender algunas cosas más rápido que otras. Eso depende del nivel de interés que posea en conocer acerca de ello.

Las personas con aprendizaje moderado no tienen problemas para integrarse a otras personas, suelen ser racionales y cumplen objetivos a corto plazo. Pueden almacenar una gran cantidad de información al mismo tiempo.

Lento

Las personas que aprenden bastante lento son las que suelen tener muchas dificultades durante el proceso de aprendizaje de casi cualquier cosa. El nivel de concentración de este tipo de personas es relativamente bajo y no son capaces de mantener mucha información retenida por un largo periodo de tiempo.

A las personas con ritmo de aprendizaje lento les cuesta mucho prestar atención, memorizar cosas y además poseen problemas para razonar correctamente. Todo puede deberse como anteriormente se mencionó, a factores que impiden un ritmo de aprendizaje totalmente normal.

Las consecuencias de un ritmo de aprendizaje lento es la lentitud para procesar cualquier información, haciendo que el individuo falle en cualquier tarea de aprendizaje moderada. Lo peor viene cuando aparece una baja autoestima a causa de los múltiples fracasos, pues se empeora el poder aprender cualquier cosa.

Las personas o niños que posean este tipo de problemas deben ser tratados por especialistas en materia piscolinguistica, además de estimularles correctamente, ya que no es imposible aprender teniendo este ritmo de aprendizaje.

Laura
Últimas entradas de Laura (ver todo)